Saltar al contenido

Ratio de endeudamiento del PIB: que es, definición y diferencias con el déficit

rapporto debito pil

ratio de deuda del pib

La palabra PIB ha acompañado a los ciudadanos italianos y europeos a lo largo de los años, tanto este término como el ratio de deuda han sido intercalados constantes de las noticias de la televisión nacional y los economistas. No todo el mundo sabe realmente el significado de esta relación y cómo puede afectar concretamente la vida cotidiana. En las siguientes líneas, intentaremos analizar la relación deuda / PIB, centrándonos en la definición y la importancia.

¿Cuál es la relación deuda / PIB?

Los analistas y expertos del sector financiero utilizan la relación deuda / PIB para tener un indicador vital del desempeño financiero de una nación. Sin embargo, no todo el mundo sabe por qué la ratio de deuda pública y el producto interior bruto están tan estrechamente vinculados al punto de servir de referencia.

La respuesta está en el Pacto de estabilidad aceptado por los estados monetarios de la UE, establece que la relación deuda / PIB, para que la situación económica de un país sea óptima para el bienestar de la Unión Europea, debe ser parte de un límite 60%.

Esta condición de necesidad «obliga» a los países signatarios del convenio a no poder superar este umbral, sujeto a una motivación sumamente importante que el mismo Estado debe luego aprobar en los presupuestos.

Como es fácil de deducir, el indicador deuda-PIB está ganando importancia gracias a su capacidad para definir el valor de la deuda de un país (Italia, Francia, Alemania, etc.) sobre las finanzas del propio país.

Desde un punto de vista técnico, tiene la capacidad de indicar cuánto necesita un país específico de vuelta a los que compraron bonos del gobierno, es decir los acreedores. Pero, ¿por qué los estadistas y analistas creen que la relación deuda / PIB es tan importante?

Deuda-PIB y déficit-PIB

Para responder a la pregunta del párrafo anterior, es necesario distinguir la deuda pública del déficit público. El déficit público tiene la capacidad de medir la diferencia entre el gasto público incurrido y los ingresos por inyección; esta diferencia, de acuerdo con las disposiciones de la Unión Europea, debe ser inferior al 3% del PIB.

Es fundamental centrarse en la definición de déficit público porque está íntimamente ligado a la deuda pública. Ambos indicadores, de hecho, en función de su desempeño pueden resaltar una curva positivo o entonces negativo economía. En caso de déficit público, esto significaría que el Estado tiene más gasto que las recuperaciones y para ello debe necesariamente recurrir a la deuda pública.

ratio de deuda del pib

Y la deuda publica

El aumento de la deuda pública se debe a la no emisión de bonos y valores o a una tributación insuficiente para compensar los gastos incurridos.

Si desde un punto de vista teórico la razón deuda / PIB se puede imaginar como dos componentes de un mismo nivel, desde un punto de vista práctico estos dos índices representan dos cantidades diferentes.

El PIB, de hecho, tiene la función de medir la magnitud del flujo, es decir, representa la valor total de las transacciones de un estado. Estas operaciones tienen lugar dentro de un período de tiempo bien definido que determina la unidad de medida. Destaca la productividad de un país específico y logra entregar un valor cuantitativo de bienes y servicios dentro de un marco de tiempo específico elegido como punto de referencia.

La deuda, por otro lado, tiene la capacidad de medir una cantidad en un momento dado, que puede acumularse con el tiempo.

La diversidad de magnitudes podría desestabilizar a quienes buscan comprender las razones de la relación entre deuda y PIB. En realidad, estos elementos se comparan para medir las posibilidades de un Estado de poder reembolsar la deuda acumulada con los acreedores.

Cuantas más posibilidades tenga un estado de pagar sus deudas, más fuerte será su economía.

Conclusiones

La relación deuda / PIB en Italia se ha debatido acaloradamente durante años, aunque técnicamente esta relación no indica realmente la estabilidad económica de un país, aún puede determinar su fuerza política. Los estados de la Unión Europea deben transmitir confianza, esto se puede hacer a través de un gobierno prudente capaz de equilibrar la deuda pública y el PIB, aumentando el eventual desarrollo económico y la reanudación de la producción.


Leer también